Teoría de la arquitectura y poética de la imagen

Rodrigo de la O

DOI: http://dx.doi.org/10.22201/fa.14058901p.2020.43.72959

Exhibition: Architecture Theory and the Poetics of the Image

Rodrigo de la O 

DOI: http://dx.doi.org/10.22201/fa.14058901p.2020.43.72959

45 ARCHIVOS DE ARQUITECTURAAutores
EditorialCristina López Uribe
I N V E S T I G A C I Ó N 
The Role of Archives in the Graphic Restitution of Monuments: The Case of the Roman Bridge over the Ofanto River near Canosa di Puglia, ItalyGermano Germanò
Notes from an Archiving Project: Building the Private Archive of an Architect in TurkeySelda Bancı
El archivo como obra total. Amancio Williams y la construcción de su memoriaLuis Müller
¿Hacia una dispersión de archivos arquitectónicos?Sergio M. Figuereido
Cuidar en el archivo de arquitectura: una subversión matrísticaLuz Marie Rodríguez López
El legado de George y Geraldine Andrews para México en los Alexander Architectural Archives de AustinLaura Gilabert Sansalvador
Mónica Cejudo Collera
El archivo y la biblioteca: una provocación para otra historia de la arquitectura del siglo XIXM. Fernanda Barrera Rubio Hernández
Archival Impression: (Re)Collecting Gordon Matta-ClarkMarcelo López-Dinardi
E N S A Y O 
Margot's Dilemma: Exit Through the Back DoorTania Tovar Torres
El archivo jovenGuadalupe E. Luna Rodríguez
Patrimonio documental: memoria y futuro del Archivo de Arquitectos MexicanosLourdes Cruz González Franco
Elisa Drago Quaglia
María Eugenia Hernández Sánchez
Le Centre d’archives d’architecture du XXe siècle de la Cité de l’architecture et du patrimoine. Entrevista a David Peyceré Director del Centre d’archives d’architecture du XXe siècleAndrés Ávila Gómez
R E S E Ñ A S 
En torno a la exposición L'art du chantier. Construire et démolir du XVIe au XXIe siècleAndrés Ávila Gómez
Reseña de la exposición: Unterm RadarMichael Andrés Forrero Parra
Reseñas de librosCamilo Alejandro Moreno Iregui
Pamela Caparroso Gutiérrez
Lilián Martínez Villazón Robledo
  
  
En otoño de 2016, el Círculo de Bellas Artes de Madrid decidió promover un proyecto curatorial para discutir sobre teoría de la arquitectura. La entidad apuesta en su programación por una línea de actividades que pone al alcance del público temas culturales con ambicioso contenido intelectual. El objetivo en esta ocasión era mostrar la relevancia histórica y actual de la reflexión sobre arquitectura, importancia que llevó a inaugurar, en febrero de 2019, la exposición Atlas de Teoría(s) de la Arquitectura. La iniciativa estuvo acompañada de un catálogo, una plataforma en línea y un programa de conferencias.

La teoría de la arquitectura, en su sentido clásico, se pregunta qué es la arquitectura tratando de describir cómo se hace y cómo debe entenderse. Cada generación de arquitectos ha enfrentado estas cuestiones, sin solución de continuidad. En consecuencia, para una muestra que quería entender la naturaleza de la teoría de la arquitectura y escrutar su potencial más allá de las prácticas discursivas que hoy la involucran, resultaba inevitable mirar a la historia. En su ensayo para el último número de Assemblage, Joan Ockman afirmó: “No puede haber historia sin teoría. No puede haber teoría sin historia. La historia sin teoría es una cosa tras otra. La teoría sin historia es arrogancia.” 4312N01

El proyecto curatorial partió de la investigación del profesor alemán Hanno-Walter Kruft, pionero en documentar, examinar y ordenar lo escrito como teoría de la arquitectura en la cultura occidental desde Vitruvio. 4312N02 Kruft no pudo proveer una definición ecuánime de la materia, aduciendo que su sentido ha cambiado demasiado a lo largo del tiempo; en cambio, sí concluyó que cada teoría se desarrolla en un contexto históricamente contingente y geográficamente específico, y que mantiene una relación dialéctica –y no directa– con su objeto de reflexión. Además de ordenar las fuentes documentales y revelar un retrato del conjunto como “fantasmaTeoría de la arquitectura y poética de la imagen Rodrigo de la O górica multiplicidad,” Kruft enunció nuevas vías de estudio para la historia de la teoría; dos de ellas, el problema de la imagen y la teoría de la historia, impulsaron el programa curatorial.

La imagen en la teoría de la arquitectura

En la introducción a su libro, Kruft anuncia que se limitará “a la reflexión sobre arquitectura tal como ha sido formulada por escrito.” Realmente no es aventurado alegar que quiso decir, más bien, “tal como ha sido publicada” o “tal como ha sido impresa,” pues las ilustraciones son muy relevantes para el análisis. De hecho, Kruft incluyó un apéndice con 214 ilustraciones y expresó su deseo –no cumplido– de elaborar en el futuro un atlas de imágenes sobre teoría arquitectónica (Bilderatlas zur Architekturtheorie), valiéndose del material reunido durante la investigación. ¿Por qué esta relevancia de la imagen?

Con la invención de la imprenta, los humanistas adoptaron el tratado como medio para exponer su saber sobre el arte de construir. El fenómeno alteró por completo el modo de manejar el conocimiento; de hecho, para algunos autores, la teoría como tal nació entonces. Los tratados combinaron palabra e imagen, aunque muchos se presentaron al modo de documentación visual sistemática más que como volúmenes escritos. En L’architettura dell’età della stampa, Mario Carpo concluye que “este nuevo enfoque multimedia se dio en compleja relación dialéctica” con un cambio de paradigma en “el principio de imitación arquitectónica,” el cual se convirtió “en lo que nunca ha dejado de ser: un acto visual.” Así, “los modelos se hicieron más importantes que las reglas.” 4312N03

Sobre el potencial de la imagen en el tratado, Francesco Milizia –sin duda el más influyente de los teóricos de la arquitectura en la ciudad de Roma afinales del siglo xviii– aportó algo de luz en su obra Dell’arte di vedere nelle belle arti del disegno. 4312N04 Dijo: “ver no es nada: discernir lo es todo; y la ventaja del hombre sublime sobre el mediocre es elegir mejor lo que le conviene.” Se refería al arte de “examinar, comparar, confrontar y escoger,” no sólo en la arquitectura, sino en el conjunto de las bellas artes. Como un “arte del arte,” para Milizia el grabado exige a un artista la “traducción de la obra que se requiere expeditamente multiplicar por medio de la estampa.” 4312N05 Es decir, el grabado necesita un “traductor artista,” 4312N06 un ojo que saque a la representación del plano abstracto y la desplace a un medio poético donde pueda ser expandida. O dicho de otro modo, el objetivo del buen grabado es facilitar el conocimiento mediante la observación, siendo su principio efectivo la imaginación. En consecuencia, la de Milizia es una teoría crítica tan próxima a la actividad artística que casi se transforma en una acción creativa; por ello, el subversivo título de su obra va más allá del “ver”: refiere un “arte de ver.”

De ahí surgió el planteamiento de mostrar en la exposición grabados de la tratadística clásica que encarnan ideas esenciales de la teoría arquitectónica. El concepto pronto se amplió a ilustraciones y dibujos de épocas más recientes que se inscriben en un similar régimen de autoridad. Se remató con formatos alternativos como videos, fotografías o pósters que, dotados de su lógica visual inherente, renovaron el modo de expresión de la teoría durante el siglo XX. El resultado fue un atlas de imágenes conformado por 22 obras originales del Canadian Centre for Architecture y 36 de la biblioteca de la Escuela de Arquitectura de Madrid, más dos de la biblioteca de la Escuela de Ingenieros de Caminos y otras dos de la Biblioteca Nacional de España, junto con reproducciones facilitadas por la Bibliotheca Hertziana y el eth Zurich, entre otras instituciones.

El Wunderkammer y la poesía de la historia

El segundo aspecto explorado en la exposición como derivación del trabajo de Kruft concierne a una crisis del formato: la continuidad que requiere un libro, reforzada por la ordenación cronológica y geográfica de los capítulos, no contribuye a visualizar algo distinto a un desarrollo positivista de la teoría arquitectónica. Contrariamente, Kruft advierte que “en ningún caso se puede pretender que con el devenir histórico vaya asociado un aumento cualitativo de la teoría de la arquitectura;” 4312N07 es decir, no hay posibilidad de proveer un desarrollo evolucionista de la misma. En su lugar, Kruft habla de teorías unidas por “una multiplicidad de relaciones históricas.” ¿De qué manera la exposición podía superar esta limitación de formato y abrir el potencial de la historia?

Habida cuenta de la disponibilidad de originales extraordinarios para la exposición, el Bilderatlas pasó a ser un Wunderkammer o cámara de maravillas. Antecedente del museo, este tipo de salas evolucionó en el siglo xviii hasta reunir objetos excepcionales bajo la idea de representar alguna parcela del conocimiento de la civilización. 4312N08 Es célebre un Wunderkammer ideado para presentar la historia de la arquitectura: la casa de Sir John Soane, donde su propietario reunió, nombró, diferenció y ordenó una inmensa colección de piezas originales y copias de la Antigüedad junto a objetos domésticos modernos. La colección se exponía en una atmósfera saturada donde –como explicó Helene Furjan– los juegos especulares de más de cien espejos convexos hacían que “la curiosidad y la imaginación se apropiaran de la historia como si se tratara de un territorio más que explorar y colonizar.” 4312N09 La analogía entre objetos facilitaba un proceso de descubrimiento “que no estaba regulado por guías y descripciones,” e incitaba, “más que [a] aprender de la historia, [a] aprehender la historia.” 4312N10

El programa expositivo se diseñó conforme a un principio semejante al Wunderkammer. Las obras se dispusieron repartidas entre las paredes de la sala y grandes tableros, en el caso requerido protegidas mediante urnas individuales, y fueron acompañadas de una ficha que incluía una amplia descripción y bibliografía. De este modo, cada obra quedó nombrada y caracterizada, y mantuvo su autonomía mientras participaba de un orden o esprit de système: una clasificación en siete secciones, las cuales expresamente no fueron tituladas, sino ligadas a un texto de referencia por un código de color. El visitante podía orientarse en la sala mientras reflexionaba en torno a estas siete secciones, pero también era impelido a buscar, entre el aparente desorden, aquellas imágenes que más estimulaban su imaginación o, mejor, a entretenerse comparando imágenes y hallando analogías entre una y otra.

El atlas visual en siete tableros postulaba la imagen como agente activo del proceso –siempre en desarrollo– de la (historia de la) teoría de la arquitectura. Un pensar en imágenes que no pretendía ser conclusión sino más bien invitación: un bosquejo de deleite y distracción. Si bien –como ya se mencionó– Kruft incluyó en su libro un apéndice con ilustraciones, había reunido muchas más en su oficina y llegó a informar que en el futuro serían publicadas en un atlas de imágenes sobre teoría arquitectónica, su Bilderatlas zur Architekturtheorie. 4312N11 Poco antes, en 1982, Wiebenson había mostrado una exhaustiva selección de cinco siglos de publicaciones de teoría de la arquitectura en una exposición que recorrió en itinerancia tres importantes universidades estadounidenses; en ella escogió ilustraciones específicas de cada obra tratando de elucidar etapas de desarrollo. 4312N12 Sería aventurado afirmar que Kruft o Wiebenson tuvieron una visión warburgiana; no así considerar que, en el contexto actual, el placer de pensar en imágenes ya no parece una opción sino una urgencia. 4312N13

Además, la muestra brindó la oportunidad para leer textos de teoría arquitectónica. El visitante podía acceder a más de un millar de fragmentos de 150 autores reunidos en una base de datos digital que los enlazaba entre sí usando los conceptos como hipervínculos. La interfaz se proyectó a gran tamaño en la pared de la sala; cuando un usuario navegaba, dejaba ver textos que establecían una dialéctica visual con las obras expuestas. Esta base de datos ha quedado como sitio web de libre acceso tras la clausura de la exposición. Permite una lectura de los textos abierta y lúdica, más poética que académica. No pretende ser ni un diccionario, ni una antología; más que significados inequívocos, el lector hallará polivalencias y contradicciones.

Teoría hoy

En la interacción con el conjunto de tableros de la exposición se oculta el objetivo de reconsiderar la experiencia de la imagen, esto es, la distancia fijada con el objeto de estudio para, desde ahí, activar una actitud más inmersiva y comprometida. El dispositivo ocupaba conscientemente la fisura entre la toma de conciencia –que es abstracción, toma de distancia, visión lejana– y el conocimiento por lo sentido –que es realismo, retorno, visión interior. Ese “deseo” por conquistar la distancia retoma el significado griego de la voz theōria: un acto visual de especulación y contemplación que, como señaló Hans-Georg Gadamer, “es verdadera participación, no hacer sino padecer (pathos), un sentirse arrastrado y poseído por la contemplación.” 4312N14 O dicho de otro modo, el proyecto curatorial explicó la naturaleza de la teoría arquitectónica sustituyendo la concepción moderna de “teoría” por el genuino sentido de la voz griega como acto visual de “contemplación” y “especulación,” de desarrollar una “visión.”

Como resultado, la exposición recopiló y reordenó imágenes que trataban de expresar una multiplicidad de modos de ver el arte de construir. En última instancia, la recuperación de la imagen ate – sorada en la vieja cámara de maravillas también podía ser entendida en analogía con ciertos soportes digitales, revelando así la actualidad del formato. Piénsese en la red social Pinterest, dedicada al inter – cambio de imágenes y exitosa entre los estudiantes de arquitectura, que ha tomado parte de la termi – nología mnémosyne. Es ahí que se introduce un penúltimo problema, no resuelto, que mira hacia las urgencias de la teoría: la imagen que en la última década ha salido del medio impreso para convertirse en un producto de consumo instantáneo en el contexto contemporáneo de hiperestimulación digi – tal. 4312N15 Luego, ¿puede aún esta imagen aportar la interpretación crítica que requiere la creación teórica en arquitectura?

La plazuela y sus escenarios urbanos

La plazuela de la Campana se encuentra arraigada en la memoria de muchas personas que han sido testigos de su transformación. Sin duda, estas modificaciones seguirán con el tiempo; por tanto, el presente, este estudio considera algunos posibles escenarios urbanos con base en las entrevistas, los comentarios y las memorias recolectados.

Estos escenarios urbanos buscan, al igual que los eventos musicales, arraigarse en las prácticas sociales de este espacio público, a partir de memorias y visiones de personas que recuerdan y acuden a la plazuela de la Campana con frecuencia.

1. En la plazuela hay muy pocas actividades entre semana. Como callejón peatonal permite pocos usos, que dependen del paso de las personas. Sin embargo, es un lugar ideal para las actividades espontáneas o efímeras de las personas que pasan por ahí.

¿Qué pasaría si hubiera un cine nocturno al aire libre entre semana? La forma de anfiteatro de la plazuela es perfecta para esta propuesta. Se animaría este espacio y se convertiría en un lugar más seguro por las noches, además de reactivar la actividad comercial de la zona.

2. La mayoría de los usuarios matutinos de la plazuela busca un espacio de descanso y con sombra. Aunque hubo varios árboles, que fueron talados en algunas intervenciones del centro histórico, actualmente quedan muy pocos y el pavimento claro refleja los rayos del sol.

¿Qué ocurriría si la plazuela fuera una frondosa plaza tropical, con abundante vegetación que diera sombra y frescor? Una plazuela verde, como en algún tiempo lo fue. Un lugar perfecto para escapar del ruido de las calles.

3. Los edificios abandonados alrededor de la plaza significan que hay pocos “ojos vigilantes” para que los niños jueguen con seguridad y se pueda transitar por las noches entre semana.

¿Y si los edificios históricos alrededor, como el exconvento de los dominicos, fueran restaurados y abrieran sus puertas nuevamente hacia la plazuela? Los edificios podrían convertirse en extensiones de la plaza hacia las calles cercanas, para crear nuevas articulaciones con usos urbanos potenciales.

4. La plazuela se transforma extraordinariamente de un lugar tranquilo en horarios matutinos a una vibrante pista de danza durante los fines de semana por la noche, aunque las bancas fijas frente a los muros resultan inconvenientes para los eventos.

¿Qué pasaría si el mobiliario, e incluso parte de la vegetación, fuera flexible, de manera que la plazuela se adaptara para diferentes usos? Los usuarios podrían utilizar el mobiliario urbano, por medio un sistema de resguardo, y acomodar todo para los eventos de fines de semana por la noche.

5. La significativa y recordada fuente en el centro de la plaza fue retirada hace unas décadas. Sin embargo, colocarla nuevamente podría obstruir los eventos culturales de los fines de semana. Por otra parte, la fuente actual no se usa.

¿Y si la fuente fuera rediseñada de manera que pudiera desactivarse los fines de semana, pero que brindara a la plaza un elemento lúdico?

6. El actual mejoramiento urbano de la plazuela de la Campana se debe al arraigo y el entendimiento de las prácticas sociales de la zona, pero, sobre todo, a la iniciativa de una persona, Miguel Ángel García Cortés. En Veracruz hay muchos espacios públicos que pueden mejorarse.

¿Qué ocurriría si hubiera un cambio que buscara un bien común en el espacio público? La organización de eventos, la reactivación y el uso de los espacios públicos es el primer paso para lograr cambios significativos.

Ficha técnica

Exposición:

Círculo de Bellas Artes.

Sala Goya

Del 14 de febrero al 26 de mayo de 2019

 

Comisario:

Rodrigo de la O

Responsable CBA:

Laura Manzano

Investigación:

David Escudero, Nicolás Mariné, Pablo Neila

Diseño gráfico:

Dous Estudio

Fotografías:

Imagen Subliminal

Catálogo:

Manuel Rodrigo de la O Cabrera (ed.) Atlas de Teoría(s) de la Arquitectura. A través de fondos del Centre Canadien d’Architecture y de la Biblioteca de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid. Madrid: Ediciones Círculo de Bellas Artes, 2019 isbn: 9788494970009. 2 18 pp.

Autores de ensayos:

Joan Ockman, Philip Ursprung, Juan Miguel Hernández León, Rodrigo de la O, Davide Tommaso Ferrando, Léa-Catherine Szacka y Georges Teyssot.

Sitio web:

http://teoriasdearquitectura.com

Rodrigo de la O
Doctor en Arquitectura

Departamento de Composición Arquitectónica

Escuela Técnica Superior de Arquitectura

Universidad Politécnica de Madrid

rodrigo.delao@ump.es

acerca de  |  inicio  |  archivo  |  convocatoria

Bitácora Arquitectura Número 43, julio - noviembre 2019 es una publicación cuatrimestral, editada por la Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, Ciudad de México,
a través de la Coordinación editorial de la Facultad de Arquitectura, Circuito Escolar s/n, Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, Ciudad de México, C.P. 04510, teléfono: 56 22 03 18.

El contenido de los artículos es totalmente responsabilidad de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista del Comité editorial o de la Facultad de Arquitectura de la UNAM. Se autoriza la reproducción de los artículos
(no así de las imágenes) con la condición de que se cite la fuente y se respeten los derechos de autor. Para suscripción y distribución de ejemplares impresos: bitacoraunam@gmail.com / bitacora.arquitectura@unam.mx

Hemos puesto todo nuestro empeño en contactar a aquellas personas que poseen los derechos de autor de las imágenes publicadas en la revista. En algunos casos no nos ha sido posible, y por esta razón sugerimos a los propietarios
de tales derechos que se pongan en contacto con la redacción de esta revista.

Fecha de la última modificación: 21 de Septiembre de 2020.

Bitácora Arquitectura No. 43, July - November 2019 publishes three times a year. Edited by the Universidad Nacional Autónoma de México. Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, Mexico City. Publications Department of the School of Architecture (Facultad de Arquitectura), Circuito Interior s/n, Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, Mexico City, +52(55) 56220318.

The content of the articles is entirely the responsibility of its authors and does not necessarily reflect the views of the Editorial Board or the School of Architecture of the Universidad Nacional Autónoma de México. Reproduction of the articles is authorized provided that the source is cited and copyright is respected. This does not apply to images. Subscriptions (printed issues):to bitacoraunam@gmail.com and bitacora.arquitectura@unam.mx

We have done our best effort to find the copyright's owners of the images published in this issue. In some cases this was not possible, therefore we kindly ask them to contact the journal.

Last modification: September 21, 2020

Share This

Compartir

Comparte este artículo