Fayuca.

El contrabando de los medios digitales

en la arquitectura mexicana

Juan Cantú 

Resumen

Desde que los medios digitales fueron introducidos en la arquitectura, en los noventa, se les han asignado cualidades como la virtualidad y la inmaterialidad. Esto ha causado cierto rechazo por parte de los arquitectos formados en lugares con fuertes tradiciones materiales y artesanales, como México hasta ahora. Sin embargo, el trabajo de Michan Arquitectura incorpora estas dos perspectivas –aparentemente opuestas– a la arquitectura mexicana contemporánea y demuestra que dichos medios pueden servir como intensificadores de las tradiciones.

Palabras clave: virtualidad, inmaterialidad, materialidad, arquitectura mexicana, arquitectura contemporánea, arquitectura digital, posdigital

Fayuca:

The Digital Media Contraband in Mexican Architecture

Juan Cantú 

Abstract

Ever since the introduction of digital media into architecture in the nineties, they have been assigned qualities such as virtuality and immateriality. Up until now, this has provoked a certain rejection from architects in places with strong material and artisanal traditions, such as Mexico. The work of Michan Architecture, however, incorporates these two seemingly opposed perspectives into contemporary Mexican architecture, demonstrating that these media could serve as intensifiers of said traditions.

Keywords: virtuality, immateriality, materiality, Mexican architecture, contemporary architecture, digital architecture, postdigital

45 ARCHIVOS DE ARQUITECTURAAutores
EditorialCristina López Uribe
I N V E S T I G A C I Ó N 
The Role of Archives in the Graphic Restitution of Monuments: The Case of the Roman Bridge over the Ofanto River near Canosa di Puglia, ItalyGermano Germanò
Notes from an Archiving Project: Building the Private Archive of an Architect in TurkeySelda Bancı
El archivo como obra total. Amancio Williams y la construcción de su memoriaLuis Müller
¿Hacia una dispersión de archivos arquitectónicos?Sergio M. Figuereido
Cuidar en el archivo de arquitectura: una subversión matrísticaLuz Marie Rodríguez López
El legado de George y Geraldine Andrews para México en los Alexander Architectural Archives de AustinLaura Gilabert Sansalvador
Mónica Cejudo Collera
El archivo y la biblioteca: una provocación para otra historia de la arquitectura del siglo XIXM. Fernanda Barrera Rubio Hernández
Archival Impression: (Re)Collecting Gordon Matta-ClarkMarcelo López-Dinardi
E N S A Y O 
Margot's Dilemma: Exit Through the Back DoorTania Tovar Torres
El archivo jovenGuadalupe E. Luna Rodríguez
Patrimonio documental: memoria y futuro del Archivo de Arquitectos MexicanosLourdes Cruz González Franco
Elisa Drago Quaglia
María Eugenia Hernández Sánchez
Le Centre d’archives d’architecture du XXe siècle de la Cité de l’architecture et du patrimoine. Entrevista a David Peyceré Director del Centre d’archives d’architecture du XXe siècleAndrés Ávila Gómez
R E S E Ñ A S 
En torno a la exposición L'art du chantier. Construire et démolir du XVIe au XXIe siècleAndrés Ávila Gómez
Reseña de la exposición: Unterm RadarMichael Andrés Forrero Parra
Reseñas de librosCamilo Alejandro Moreno Iregui
Pamela Caparroso Gutiérrez
Lilián Martínez Villazón Robledo
  
  

Apenas consolidada la primera década de los Paperless Studios 4613N01 de Columbia University, Antoine Picon ya intentaba apaciguar las inquietudes respecto al desapego de la realidad y la “inmaterialidad” causadas por la arquitectura digital. En su ensayo “La arquitectura y lo virtual: hacia una nueva materialidad” del 2004, Picon urgía a los opositores del movimiento digital en la arquitectura, como Kenneth Frampton, 4613N02 a no asignar efectos permanentes a las condiciones temporales del naciente movimiento. Si bien está claro que la naturaleza “virtual” o formalista de los medios digitales nos hace aceptar este distanciamiento de la materialidad, para Picon, “la revolución digital es contemporánea a una revolución de los materiales que utilizamos y producimos,” 4613N03 ya que la intervención de la computadora en el diseño permite la producción no sólo de nuevas formas, sino también de maneras de manipular los materiales que ya utilizamos o incluso la creación de otros. A pesar de que los avances digitales en el campo material han logrado liberar a los medios digitales de esta estigmatización “antimaterial,” surge la pregunta: ¿qué significa esta revolución digital de los materiales para la arquitectura de lugares con fuertes tradiciones materiales o artesanales como la de México? 4613N04

Localización de la plazuela de la Campana en el Centro de Veracruz. Dibujo: Ilkka Törmä y Fernando Gutiérrez Hernández, 2016

No obstante que las computadoras y, con ellas, los medios digitales empezaron a formar parte de la arquitectura en la academia desde la década de los noventa, y subsecuentemente en la práctica, 4613N05 la comunidad  arquitectónica en México ha ejercido cierta resistencia a la introducción de estas tecnologías. 4613N06 Sin considerar a aquellos arquitectos que han adoptado estas herramientas por la simple necesidad de compatibilidad con la industria, 4613N07 probablemente la naturaleza virtual o inmaterial de los medios digitales que mencionaba Antoine Picon sea incompatible a simple vista con las cualidades materiales que caracterizan a la arquitectura mexicana. 4613N08 Tal vez por esto, los pocos despachos que utilizan los medios digitales para producir arquitectura se han saltado la etapa de experimentación formal 4613N09 para adoptar la representación posdigital proveniente de estudios europeos como Fala Atelier u Office Kersten Geers David Van Severen, con lo que han establecido dicho estilo gráfico como el límite de los medios digitales en la arquitectura mexicana.

Sam Jacob, en su artículo “Architecture enters the age of postdigital drawing” de 2017, hace una breve lectura acerca de la muerte del dibujo arquitectónico como forma de producir arquitectura, dejando a un lado su papel como respuesta a las meras exigencias de representación para fines comerciales o constructivos. 4613N10 La sofisticación de los medios digitales, a la par de la maduración de los llamados “paper architects” 4613N11 –o arquitectos de papel, por su afinidad al dibujo y por su interpretación de la arquitectura como las ideas plasmadas en el papel–, llevaron a estos profesionales a abandonar el dibujo para empezar a construir y así adoptar el render fotorrealista como la representación estándar de su arquitectura. Entonces, la representación posdigital propició la reencarnación del dibujo como instrumento de creación en la arquitectura. 4613N12 La evolución de otras herramientas digitales, como Google y su infinidad de imágenes y texturas, 4613N13 tradicionalmente usadas para generar cualidades materiales en los renders fotorrealistas, han fomentado el uso tanto del dibujo como del collage. Es aquí cuando parece ser que los arquitectos mexicanos han empezado a adoptar los medios digitales para representar su obra.

Los arquitectos mexicanos se enfrentan a menos requisitos legales para dirigir una obra que sus pares en Estados Unidos, en donde el proyecto digital ha tomado mucha más fuerza, lo cual ayuda a que empiecen a construir desde una edad mucho más temprana. 4613N14 De acuerdo con la lectura de Sam Jacob, esto significaría una menor necesidad de recurrir a la representación de la arquitectura en general. Además, la proliferación de las redes sociales y la necesidad de difundir imágenes simples que capturen la corta atención de las nuevas generaciones orillan no sólo a los arquitectos mexicanos, sino a los arquitectos jóvenes en general, a inclinarse por un formismo o neo-posmodernismo, como lo llama Hans Tursack. 4613N15 Esta tendencia, aunada a la facilidad con la que los medios digitales son capaces de manipular imágenes o texturas para exagerar cualidades materiales, probablemente sean las causas más fuertes para que el rol desempeñado por estos medios en la arquitectura mexicana sea simplemente gráfico. Ingenuamente, los arquitectos mexicanos han optado por las herramientas digitales y por procesos de diseño que muestran cierta compatibilidad con la materialidad de la arquitectura mexicana, en vez de utilizar los medios digitales de una manera que permita informar y evolucionar esta materialidad, como sugiere Antoine Picon. Si prestamos atención al trabajo de los estudios RA! o Palma, entre otros, 4613N16 podemos darnos cuenta de que las imágenes que producen bajo el estilo posdigital muy difícilmente se diferencian de aquéllas producidas por los estudios europeos que Sam Jacob menciona en su artículo.

Vallarta Azteca Grupo Folclórico. Bailarinas tapatías creando, con el movimiento de sus vestidos, formas que asemejan a los paraboloides hiperbólicos tanto de Candela como de su variante digital KnitCandela. Fuente: Gobierno del Estado de Guanajuato

La famosa frase de Tatiana Bilbao: “we banned renders from the design process” 4613N17 (prohibimos los renders del proceso de diseño) también sirve como reflejo de la relación tan superficial que tiene la mayoría de los arquitectos mexicanos contemporáneos con los medios digitales. No es que el render como tal necesariamente signifique la digitalización de la arquitectura, si bien usualmente la producción de un render está ligada a un meticuloso trabajo de modelado en 3D que, aunque tal vez indirectamente, indica cierto grado de digitalización. Sin embargo, la indiferencia –o incluso la desacreditación– en los círculos arquitectónicos mexicanos hacia este proceso exhibe la falta de interés por profundizar en la utilización de estos medios.

En cuanto al tema de la revolución digital de los materiales, Antoine Picon también ha hecho referencia a la extraña cercanía que existe entre diseñar con la asistencia de una computadora y los oficios artesanos, como el de los ceramistas, que facilita la manipulación o deformación de superficies y la implementación de flujos geométricos en el proceso de diseño. 4613N18 Sin embargo, esta “hipermanipulación” de materiales plásticos no es un fenómeno nuevo o introducido exclusivamente por los medios digitales, es posible observarlo incluso aquí en México. La obra del arquitecto Félix Candela se caracteriza por esta manipulación del concreto armado para lograr radicales estructuras en forma de paraboloides hiperbólicos 4613N19 o con curvaturas dobles. Si bien esta técnica ha tenido resultados muy concretos y materiales, las estructuras de Candela están fuertemente influenciadas por las matemáticas, en especial por la geometría analítica; por lo tanto, no es casualidad que su obra siga siendo utilizada como referencia en proyectos de naturaleza digital. Tal es el caso de KnitCandela, 4613N20 una estructura de concreto inspirada en su restaurante de Xochimilco (Los Manantiales) y en su obra en general. KnitCandela está construida con un armazón de tela optimizada a través de tecnología computacional, que la ha hecho superfuerte y al mismo tiempo ultraligera. Además de la influencia de la obra de Candela, los diseñadores del proyecto argumentan que “la geometría dinámica de la estructura, está inspirada en las formas fluidas de los tradicionales y coloridos vestuarios tapatíos;” 4613N21 esto revela más capas de la cultura mexicana que podrían servir como inspiración para la revolución digital de los materiales en el país. 4613N22 Desafortunadamente, este proyecto que tanto enaltece nuestra cultura a través de los medios digitales fue fruto de la colaboración entre entidades extranjeras: la rama de diseño computacional de la oficina de Zaha Hadid Architects (ZHA), ZH code, Block, un grupo de investigación computacional de la escuela ETH en Zúrich y Architecture Extrapolated (R-Ex), una agencia británica que impulsa la implementación de tecnologías digitales en la fabricación y la construcción, y no por diseñadores o arquitectos mexicanos.

KnitCandela. Desde el exterior es posible ver la similitud con los paraboloides hiperbólicos generados por el movimiento de los vestuarios tapatíos. “Se presenta como un flujo geométrico congelado en forma arquitectónica,” Antoine Picon, “La arquitectura y lo virtual,” 73. Fuente: Juan Pablo Alegre, “Zaha Hadid presenta en México…”

No obstante, un estudio de arquitectura nacional parece ser pionero no sólo en la introducción de los medios digitales en su trabajo, sino también en la hibridación de éstos con las tradiciones materiales y artesanales del país. El trabajo de Michan Arquitectura, aunque bastante reciente, ya muestra indicios de una fuerte influencia digital y de un manejo de materiales de uso tradicional o convencional en la arquitectura mexicana contemporánea. En uno de sus proyectos más recientes, los departamentos DL1310, la colaboración con el despacho estadounidense Young & Ayata resultó en un edificio que sigue las normas del mercado y de las convenciones de construcción de la Ciudad de México, pero que a su vez utiliza los medios digitales para intensificar maniobras formales y materiales de la arquitectura contemporánea de la región. Ellos argumentan que “el proceso de diseño de las aperturas fue guiado tanto por modelos digitales iterativos como por la investigación de la historia de las superficies regladas en concreto vaciado de la arquitectura latinoamericana.” 4613N23 Aunque no mencionan específicamente el trabajo de Candela, ésta es claramente una manera de avivar, con la ayuda de los medios digitales, las formas y el material que él usaba.

Esta forma de operar entre lo digital y lo material puede encontrarse en otras de sus obras. Por ejemplo, en la vivienda social Z53, proyecto realizado en colaboración con Grupo Nodus, utilizan el tabique (ladrillo) rojo recocido y crean digitalmente un patrón que le da una textura ondulante –o gradiente–, misma que intensifica el efecto de profundidad con el cual convencionalmente se le identifica. Michan contó en una entrevista que tuvieron con The Architectural League of New York:

Cuando empezamos a trabajar en el proyecto Z53, nos dimos cuenta de que la mayoría de los edificios de alrededor utilizaban tabiques y estructuras de concreto, y de que todos los muros cargaban peso. Sabíamos que no teníamos mucho espacio para experimentar con este modelo, entonces empezamos a buscar aperturas en la descripción […] En vez de simplemente poner ladrillos como tradicionalmente lo hacen o de enjarrar y pintarlos, lo cual también es bastante común, queríamos aprovechar el material que prácticamente nos fue asignado, y usarlo como textura y ornamento, pero también como estructura. Así que combinamos el trabajo que estamos haciendo digitalmente con la mano de obra local. Fuimos a Puebla […] donde producen muchos tabiques y trabajamos muy cerca con los artesanos de ahí. 4613N24

Análisis de visibilidad en la plazuela. Dibujo: Ilkka Törmä, 2016

Esta experimentación material también se puede observar en los departamentos ODP. Éstos utilizan bloques de hormigón armado con aperturas desvanecientes para crear una celosía gigante a lo largo de toda la pared exterior, que simula la imagen de un muro de concreto rasguñado y contrasta con el resto del liso material interior. Estos materiales y técnicas de construcción, el hormigón armado, el tabique rojo recocido y la celosía, no son exclusivos de la arquitectura mexicana; sin embargo, sí son bastante convencionales dentro de ella y el hibridaje con los medios digitales que Michan Arquitectura logra concebir es sólo una muestra de lo que se puede lograr con la introducción de los medios digitales en la arquitectura nacional.

Isaac Michan Daniel, quien encabeza este despacho, cuenta con estudios en el Pratt Institute de Brooklyn, Nueva York, y en el Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT) de Melbourne, Australia. En la misma entrevista para The Architectural League expresó lo mucho que significó su educación en el extranjero y las ideas que absorbió fuera de nuestras fronteras para incorporarlas a su forma de ver y producir arquitectura. No obstante, su concepción arquitectónica también podría atribuirse a la importación de dichas ideas al contexto mexicano; es decir, al proceso de “mexicanización” sufrido, el cual funcionaría como el catalizador de su obra y sería el responsable de su distintivo frente a otros arquitectos, tanto mexicanos como extranjeros, que utilizan los medios digitales.

En este sentido, el título de este texto 4613N25 es eco de dicha estrategia, pues hace referencia al contrabando de mercancías que infiltran nuestro país para ser comercializadas en mercados o tianguis. 4613N26 De cierta manera, la obra de Michan ha surgido gracias al “contrabando” del proyecto digital, ya sea a través de su formación académica fuera del país o de la colaboración con estudios arquitectónicos extranjeros. Como se mencionó al principio de este texto, la mayoría de los arquitectos mexicanos que utilizan los medios digitales se han saltado la etapa de la experimentación formal para ir directamente  a la representación posdigital, de modo que establecen una mera relación instrumental con dichos medios. Así que podría considerarse que su obra, aunque posiblemente no es un acto de resistencia, sí que va a contracorriente dentro del panorama de la arquitectura contemporánea en el país.

Z53. A partir de una técnica similar a DL1310 desde lejos pareciera que es un edificio más dentro de la tela urbana. Sin embargo, mientras más se acerca uno y adopta diferentes puntos de vista, la textura generada por la negociación entre el material y las operaciones digitales se vuelve evidente y le da cierto dinamismo a la fachada. Michan Architecture. Fotografías: Rafael Gamo

Si bien, en primera instancia, pareciera incompatible el formalismo o la virtualidad de los medios digitales con la materialidad de la arquitectura mexicana, el trabajo de Michan es prueba de que se puede llegar a condiciones tectónicas más extremas gracias a la colaboración de estos medios, aparentemente contrastantes. La unión de los dos vectores antes mencionados –la materialidad y su intensificación digital– sirve como vehículo para establecer un vínculo entre un proyecto global y regiones geográficas y culturales específicas. No olvidemos el ejemplo de los arquitectos modernos mexicanos, quienes, a pesar de operar dentro del movimiento arquitectónico más abstracto e inmaterial que ha existido, supieron aterrizar las ideas de pureza y formalismo en una cultura tan vibrante y heterogénea como la nuestra, así como resaltar el paso de los ideales modernos por México. 4613N27 Según Yolanda Bojórquez, durante el periodo de la arquitectura moderna:

[L]a expresión de lo nacional […] abarcó desde el uso de materiales regionales, el diseño de espacios que responden a las maneras de vivir de los mexicanos y el conocimiento profundo de las condiciones del país, hasta el uso de proporciones, medidas, colores, distribuciones espaciales y decoraciones desarrolladas por culturas antiguas reconocidas como nacionales, de la época prehispánica, aunque Barragán también refirió las construcciones coloniales como parte de este pasado que se debía considerar como mexicano y fuente de inspiración para los arquitectos de este tiempo. 4613N28

De igual manera, aun con la tardía introducción de los medios digitales en México, una lectura optimista de este retraso sugiere una transformación profunda de la manera de utilizar dichos medios en su paso por este país.

En conclusión, las predicciones de Picon acerca de la eventual hibridación entre materiales y medios digitales cada vez se acercan más a la realidad. Quizás, al igual que en otros períodos históricos de la arquitectura, México desempeñe un papel crucial para el desarrollo de este proceso. 4613N29

En la era del ordenador y con la física de sólidos y las manipulaciones genéticas, la materialidad se define cada vez más por la intersección de dos categorías aparentemente opuestas. Por un lado, lo totalmente abstracto, basado en signos y códigos; por el otro, lo ultraconcreto, que implica una percepción precisa y casi patológica de los fenómenos materiales y de propiedades como la luz y la textura en la forma en que se revelan con el uso de herramientas como el zoom. Esa hibridación entre lo abstracto y lo ultramaterial representa un nuevo mundo de sensaciones al que estamos accediendo hoy. 4613N30

Juan Cantú

Associate of Science in Architecture,

Texas Southmost College en Brownsville, Texas

Bachelor of Architecture,

Illinois Institute of Technology, Chicago, Illinois

jcantu@hawk.iit.edu

acerca de  |  inicio  |  archivo  |  convocatoria

Bitácora Arquitectura Número 43, julio - noviembre 2019 es una publicación cuatrimestral, editada por la Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, Ciudad de México,
a través de la Coordinación editorial de la Facultad de Arquitectura, Circuito Escolar s/n, Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, Ciudad de México, C.P. 04510, teléfono: 56 22 03 18.

El contenido de los artículos es totalmente responsabilidad de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista del Comité editorial o de la Facultad de Arquitectura de la UNAM. Se autoriza la reproducción de los artículos
(no así de las imágenes) con la condición de que se cite la fuente y se respeten los derechos de autor. Para suscripción y distribución de ejemplares impresos: bitacoraunam@gmail.com / bitacora.arquitectura@unam.mx

Hemos puesto todo nuestro empeño en contactar a aquellas personas que poseen los derechos de autor de las imágenes publicadas en la revista. En algunos casos no nos ha sido posible, y por esta razón sugerimos a los propietarios
de tales derechos que se pongan en contacto con la redacción de esta revista.

Fecha de la última modificación: 21 de Septiembre de 2020.

Bitácora Arquitectura No. 43, July - November 2019 publishes three times a year. Edited by the Universidad Nacional Autónoma de México. Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, Mexico City. Publications Department of the School of Architecture (Facultad de Arquitectura), Circuito Interior s/n, Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, Mexico City, +52(55) 56220318.

The content of the articles is entirely the responsibility of its authors and does not necessarily reflect the views of the Editorial Board or the School of Architecture of the Universidad Nacional Autónoma de México. Reproduction of the articles is authorized provided that the source is cited and copyright is respected. This does not apply to images. Subscriptions (printed issues):to bitacoraunam@gmail.com and bitacora.arquitectura@unam.mx

We have done our best effort to find the copyright's owners of the images published in this issue. In some cases this was not possible, therefore we kindly ask them to contact the journal.

Last modification: September 21, 2020

Share This

Compartir

Comparte este artículo